Poesia a Sant Cugat '03 - Poetes
  Inici  | Programa d'actes |   Poetes  |   Enllaços  |   Contacte  |   Crèdits  
                           
                     


Rodolfo Häsler

                              Rodolfo Häsler
                              Santiago de Cuba, 1958
                               
                               
                              Bibliografia

Llibres publicats

Poesia
Poemas de arena. Barcelona: Ediciones E.R., 1982
Tratado de licantroía. Madrid: Endymión, 1988
Elleife. Barcelona: El Bardo, 1993
De la belleza del puro pensamiento. Barcelona: El Bardo, 1997
Poemas de la rue de Zurich. Málaga: Miguel Gómez Ediciones, 2000
Paisaje, tiempo azul. México D.F.: Aldus, 2001
                               
                               
                              Selecció de poemes


La vida en el Hotel Greco

Un momento de reflexión, de júbilo,
y se acentúa la indiferencia
por el bosque oscuro donde crecí,
fulminado, ansioso animal de la humedad.
Por aquel entonces ya no coleccionaba arte arcaico,
escuchaba a mis compositores preferidos
del modo más ortodoxo según la tradición.
La luz de los fragmentos más queridos
podría derrumbarme por una sola noche,
sin poder evitarlo, como al fenicio.
Soy el mito del ahogado que recorre la superficie
en busca de su advenimiento,
en su encendido monólogo, en el alma de Brahms,
en el aire, en la fruta pasada, en la tinta impresa.
Pero no me temas,
entre carrizos, renúnculos y mullidas flores me duermo,
la manera más dulce, supongo, de olvidar el tiempo.


Evocación

Coloco en la estancia un ramo de anémonas
y observo con detenimiento su lenta evolución,
uno tras otro hasta fumar mi cajetilla de cigarrillos "Abdula",
hierático en la pureza de los ojos.
No sé cuánto va a durar el proceso,
dependerá del clima, del grado de humedad, prefiero creer.
El discurrir de los días como recuerdo de las anémonas
en espera de eclosión, seguidas de muerte,
atento entre sus pétalos rojos, azules, violados
mientras insisto, por delicadeza, en perder la vida,
como quería Rimbaud,
pendiente de la metamorfosis,
impasible ante el inminente cambio
no puedo imaginar otra situación en estos momentos,
si el negro espacio me sostiene
como parte del reflejo de un diamante, de la luna,
y me devuelve a mi raro receptáculo vegetal,
transitorio exilio
entre hojas verdes y ramas en flor.


Lunaria. Barcelona

Un hombre pasa y come manzanas, hojas de laurel,
pasteles de almendras verdes que son un modo
de estar, un índice de premoniciones donde la
verdad tiene siempre lirismo agudo, dulce ebriedad.
Llegaste a conocer la soledad siendo todavía un
muchacho. Perseguida por ella no eres hijo del
tiempo ni dl reloj. Por comodidad rechazas la
agresión, la hostilidad, por eso, al morir la
tarde que arrastra en ella la mitología del
espejo, el viaje escandaloso a la casa del planeta
de luz, todos los reflejos de la ciudad coinciden
en tu vaso de té. Tienes el atrevimiento de vivir
en la hoja del puñal. ¿Qué puedo hacer yo ya, un
pobre santiaguero?
                               
                               
 
 Pàgina web de poesia a Sant Cugat
©2003
 nopotsermentida